Domiciliación Bancaria

Domiciliación bancaria

En este artículo te explicamos qué es la Domiciliación Bancaria, los esquemas que puedes usar para cobrar a tus clientes y qué opciones tienes, para cobrar por este sistema.

¿Qué es la Domiciliación Bancaria?

La Domiciliación Bancaria (también llamado Adeudo Directo SEPA) es una forma de pago, con la que se da orden al banco para atender periódicamente, hasta nuevo aviso, los recibos de una empresa o autónomo.

Un reciente estudio realizado por Banco de España, expone que el 45% de las operaciones en nuestro país, se cobran por Domiciliación Bancaria. Además, según los datos del estudio “Así pagas, así eres”, la Domiciliación Bancaria es el medio de pago preferido por los españoles. 

¿Qué es necesario, para comenzar a cobrar por Domiciliación Bancaria?

Para cobrar a tus clientes por Domiciliación, es necesario que tengas una orden de domiciliación o mandato SEPA, firmado por tu cliente. Mediante este documento, tu cliente te autoriza a hacer cargos en su cuenta.

¿Qué datos deben aparecer en el mandato SEPA?

– Referencia del mandato – Se trata de un código alfanumérico de 35 posiciones. Este código permite identificar cada orden de domiciliación firmada por el deudor. Debe ser única para cada mandato.

– Identificador del acreedor – Se trata de un código único que el banco te asigna, para la emisión de adeudos. Se compone de:

– Datos del acreedor: Si eres quién emite el recibo, deberá aparecer tu nombre, dirección, código postal, población, provincia y país.

– Datos del deudor: Si eres quién emite el recibo, deberá aparecer el nombre, dirección, código postal, población y provincia de tu cliente. Es muy importante que el cliente, sea también titular de la cuenta.

– Código BIC de la entidad del deudor: Sirve para identificar la entidad financiera a la que se emitirán los cargos. Se trata de un código que puede contener entre 8 y 11 posiciones: cuatro números con el código de entidad, dos con los del país, otros dos para la localidad y otros tres con el código de la oficina. Ejemplo: CAHMESMMXXX

– IBAN de la cuenta del deudor: Se trata del código que identifica la cuenta del deudor (es decir, la cuenta de tu cliente. Para cuentas en España, consta de 24 posiciones comenzando siempre por ES.

– Tipo de pago  Indica si el mandato responde a una operación de pago único o de pagos recurrentes.

– Lugar y fecha de firma.

¿Qué ocurre si comienzo a cobrar a mi cliente, sin un mandato SEPA firmado?

Cuando no hay un mandato firmado, se entiende que el cliente no ha autorizado los cargos en su cuenta. Por tanto, tendrá derecho a devolver todos los recibos que hayas cargado en su cuenta, durante un plazo de 13 meses.

¿Qué esquemas hay en las Domiciliaciones SEPA?

Existen dos esquemas:

– Esquema CORE: Este esquema te permite cobrar a cualquier tipo de cliente (particular, autónomo o empresa). Los plazos de devolución de los recibos por este esquema son más largos. Son fácilmente aceptados por los clientes.

– Esquema B2B: Mediante este esquema, solo puedes cobrar a profesionales (autónomos o empresas). Su aceptación es menor, ya que no cabe la posibilidad de devolver un recibo B2B, previamente aceptado.

¿Qué opciones tengo para cobrar, por Domiciliación Bancaria?

Para cobrar tus recibos, puedes hacerlo a través de:

El banco: Tendrás que solicitar a tu Banco, tu Identificador de Acreedor SEPA. Una vez hecho, el banco evaluará tu riesgo: si tienes poca experiencia, el banco retendrá tu dinero hasta 8 semanas. Después, deberás decidir como generar los cobros. Normalmente se hace tu área de usuario o subiendo un archivo especial, a tu banca online (siguiendo el formato ISO 20022). Si hay recibos devueltos el banco te enviará un fichero codificado, donde tendrás que interpretar los mensajes de los bancos.

– Domicilialo: Es un especialista de cobro por Domiciliación Bancaria. Gestionamos todo el proceso de cobro por domiciliación bancaria en tu nombre. Una vez cobrados los recibos, te transferimos el dinero. A través de tu panel de control estarás informado en tiempo real, del estado de tus cobros (recibos emitidos, cobrados o devueltos).

¿Qué se recomienda cobrar por Domiciliación Bancaria?

Se recomienda cobrar por Domiciliación, en los servicios que se cobran de forma periódica (suscripciones). Algunos ejemplos son las consultoras y asesorías, cursos y academias, revistas y periódicos, venta de software, acceso a foros y contenidos privados, SaaS, etc.

¿Qué no se recomienda cobrar por Domiciliación Bancaria?

No recomendamos cobrar por domiciliación, en la venta directa y en los Ecommerce. Entregar el producto antes de realizar el cobro, puede resultar bastante arriesgado.


¿Deseas hacer más eficientes tus cobros por Domiciliación, ahorrando tiempo y reduciendo impagados?

En Domicilialo automatizamos el proceso de cobro, recobro y envío de facturas a tus clientes.

Sin cambiar de banco – Sin gastos notariales – Tu dinero siempre disponible


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Descubre los medios de pago para tu negocio digital.

Te explicamos las ventajas de cobrar por domiciliación bancaria SEPA.

Resumen
Fecha
Título
Domiciliación Bancaria
Valoración media
51star1star1star1star1star
María Teresa Rollón GutiérrezDomiciliación Bancaria